9 rasgos que definen la personalidad (convincente) de los marketeros altamente persuasivos
febrero 27, 2017

La persuasión, ese preciado don que tantísimo ansían quienes se desenvuelven en la arena del marketing y la publicidad, es una característica de la que son dueñas multitud de personas (a veces completamente diferentes entre sí).

No obstante, casi todas ellas comparten los rasgos que disecciona a continuación:

1. El positivismo: Las personas ungidas con el don de la persuasión destilan habitualmente muchísima energía positiva. Y contagian de esa energía positiva que hay agazapada en sus entrañas a cuantos están a su alrededor. Es mucho más complicado convencer a los demás de las bondades de algo cuando se es dueño de un espíritu negativo y apagado.

2. La confianza: La mayor parte de la gente responde mejor a la confianza que la competencia. Y las personas persuasivas son muy conscientes de esta verdad universal, que ponen en práctica sin caer en la agresividad.

3. La empatía: Esta característica, imprescindible para ser un buen líder, es clave para conectar con los demás y en último término para convencerles (de aquello de lo que estamos decididos a persuadirlos).

4. La escucha activa: Para persuadir a los demás es importantísimo formular las preguntas adecuadas y tomarse la molestia de escuchar con las orejas muy abiertas tales respuestas. Quienes están resueltos a convencer a los demás necesitan comprender sus necesidades, puntos de vista y objeciones.

5. El cuidado de los detalles: Las personas están más predispuestas a ser persuadidas cuando quienes están tratando de convencerles son serias, prestan atención a los detalles y recuerdan todo lo abordado en discusiones previas.

6. La disposición a transigir: A veces, para ganar la guerra de la persuasión, hay que estar dispuesto a perder pequeñas batallas. Transigir entra inevitablemente en la ecuación cuando hay que persuadir a la gente.

7. Estar cómodo con los silencios: En ocasiones hay que saber cuándo cerrar la boca para convencer a la persona que tenemos enfrente. Cuando hay una pregunta en el aire sin responder, la primera persona que habla es muy a menudo la que termina perdiendo.

8. La autenticidad: Si la gente no confía en la autenticidad de la persona que tienen enfrente, no se tomará la molestia de concederle el beneficio de la duda (y de confiar en ella).

9. La flexibilidad: En determinados casos adoptar un enfoque enérgico es lo más acertado para convencer a las personas, pero cuando tenemos que lidiar con personas más tranquilas y defensivas, es preferible adoptar otro enfoque. El enfoque persuasivo debe ser flexible y adecuarse a la persona que tratamos de persuadir.

 

Fuente: Marketing Directo

¡Estudia con nosotros una carrera creativa!





ARTICULOS RELACIONADOS

Desarrolla una buena mirada al diseño

Para desarrollar una buena mirada al diseño, debes ser crítico, analizar e identificar un buen diseño, ya que en esta área existe un sinfín de diseños visibles cada […]

CONSEJOS PARA EL LANZAMIENTO DE TU PRODUCTO

No puedes tomar a la ligera el lanzamiento de tu producto si quieres que este sea exitoso. Debido a que vivimos en una época de sobrecarga de publicidad, […]

5 PILARES DEL MARKETING MODERNO QUE DEBES APLICAR EN TU EMPRESA

En la actualidad el marketing moderno se ha convertido en el favorito de los profesionales en todo el mundo ya que les brinda la oportunidad de explotar la […]

7 Reglas Básicas Para Una Fotografía Correcta

Es triste invertir un dinero en una buena cámara réflex y no poder conseguir más que fotos fracasadas, feas y desastrosas, una tras otra, debido a ingenuos descuidos […]

Chatea con nosotros
Envíanos un Whatsapp